Skip to content

Pasos de mamá: Beneficios de la quiropráctica

Dra. Valerie y mamaDurante todo el embarazo tu cuerpo va a estar en constantes cambio. Esto va a ocasionar dolor en áreas que usualmente nunca te molestan. El 80% de las mujeres embarazadas presentan dolor de espalda. Uno de los problemas más común es dolor de espalda baja, este ocurre a causa de todos los cambios físicos durante el embarazo, incluyendo cambios hormonales, cambio en el centro de gravedad y la postura. Desafortunadamente muchas veces este dolor aumenta durante el progreso del embarazo.

¿Qué causa el dolor de espalda durante el embarazo?

Mientras el embarazo va progresando diferentes áreas del cuerpo se van afectando. Es común presentar dolor en la espalda media o molestia cuando los senos comienzan a crecer, ya que aumenta el peso que sostiene tu espalda, causando problemas en la postura. Cuando esto ocurre se crean subluxaciones en el área de la espalda media, causando síntomas como dificultad para respirar o acidez. Una subluxación es una dislocación de una vértebra o coyuntura. Otra de las áreas más afectadas es la espalda baja. El dolor puede ser causado por el área lumbar o el área de la pelvis. Los cambios gravitacionales aumentan la lordosis del área lumbar causando presión en la espalda baja. Estas son algunas de las causas por las cuales experimentamos dolor de espalda baja durante el embarazo, especialmente en el segundo y tercer trimestre. Algunos de los síntomas más comunes que se presentan con esto son estreñimiento, deseos de orinar frecuente, ciática, dolor en el hueso púbico, dolor en la parte inferior de la barriga, entre otros.

Los cambios hormonales muchas veces te hacen sentir abrumada. A consecuencia puede causar cambios en tu estado de ánimo espontáneamente como ansiedad, miedo, olvidada, sensible o feliz. Por otro lado, a consecuencia de los cambios hormonales los propioceptores de los tendones, músculos y ligamentos no responden adecuadamente.

¿Como la quiropráctica te puede ayudar?

Un estudio reveló que las mujeres que están bajo cuidado quiropráctico reducen en un 50% la necesidad de utilizar analgésicos durante el parto. Otro estudio, realizado por Dr. Joan Fallon concluyó que las mujeres embarazadas bajo cuidado quiropráctico disminuyen el tiempo de labor de parto. Los resultados demostraron una reducción de 24% en partos de madres primerizas y un 39% en reducción del segundo parto en adelante.

Durante el embarazo tu cuerpo se tiene que adaptar a dos grandes cambios, esto son los cambios gravitacionales y los cambios hormonales. Hasta la mujer más saludable y deportista va a pasar por los mismos cambios. El cuidado quiropráctico puede beneficiar e impactar positivamente tu embarazo ya que un buen funcionamiento del sistema nervioso te va a ayudar a poder combatir síntomas como las náuseas, acidez, dificultad para respirar, estreñimiento, hemorroides y frecuencia constante de orinar. Un ajuste en el área de la pelvis va a ayudar a que tu bebé tenga más espacio para crecer y moverse, disminuye el dolor en la pelvis y restaurando el movimiento correcto de la pelvis.

Un quiropráctico también puede realizar la técnica Webster en mujeres embarazadas. Esta es un ajuste quiropráctico específico en el sacro. El objetivo del ajuste es reducir los efectos de una subluxación en el sacro. Como resultado, facilitando la función neuro biomecánica de la pelvis. Una subluxación en el sacro puede contribuir a un parto difícil para la madre, causado por una función uterina inadecuada, contracción pélvica y mala presentación del bebé.

Los quiroprácticos son expertos en mejorar el funcionamiento de tu sistema nervioso. Pregúntale a uno de nuestros quiroprácticos cómo puedes beneficiarte de cuidado quiropráctico en nuestra oficina durante tu embarazo. Nuestro próximo blog vamos a estar hablando del primer trimestre del embarazo.

Por: Dr. Valerie Nazario